logo
  • Home
  • Galería
  • Restaurante
CLOSE

PIZZA: Historia y receta

Share on facebook
Share on whatsapp

PIZZA

Los panes planos son típicos de las cocinas mediterráneas. Encontramos varios tipos como son la Focaccia, la Coca de la cocina española, el pan Pita griego, la turca Pide, la africana Injera o la que nos ocupa hoy la Pizza.

La pizza es un alimento sencillo de elaborar que mezcla simplicidad e ingredientes básicos.

La pizza entendida en su forma más simple es la mezcla de una masa de pan plano horneado cuya base es normalmente elaborada con harina de trigo, sal, agua y levadura, que se cubre posteriormente con salsa de tomate y queso.

El pan acompaña a la humanidad desde el 8000 a. De c. Y el queso se remonta a tiempos más remotos. El tomate por otro lado hace su aparición en Europa hacia el s. XVI procedente de Sudamérica, pero no es considerado como alimento hasta el siglo XVII, por lo que el origen de la pizza no puede datarse antes del siglo XVII, aunque sea muy posible que  existieran variantes sin tomate como la Focaccia, la schiacchiata o la piadina, todos ellos panes planos anteriores a la pizza. Y fue hacia el siglo XVII cuando en Nápoles se le añadió tomate a un pan plano elaborado con levadura y de esta manera nació la pizza. También se sabe que antes de la llegada del tomate a Italia, los napolitanos preparaban lo que hoy se conoce como «pizza blanca». El añadirle el tomate pudo ser tanto por necesidad como para competir con los vendedores de spaguetti cuando estos comenzaron a ponerlo en sus platos.

Fue en el 1889 cuando se le añadió también el queso a la pizza oficialmente.

Se piensa que la palabra pizza viene de «Pinsa», participio pasado del verbo latino «Pinsere», que significa presionar, aplastar.

Las pizzas más antiguas conocidas son la Marinera y la Margarita.

  • Ingredientes:
    • 800 gr harina
    • 200 gr semolina
    • 450 ml agua
    • 50 ml cerveza
    • 3 gr miel
    • 30 gr sal
    • 4 gr levadura fresca
    • Tomate triturado (sal, azúcar, orégano)
    • Mozzarella rallada
  • Metodo:

Disolver la levadura con el agua y mezclar con la harina. Después añadir el resto de ingredientes y amasar bien durante 5 minutos hasta tener una masa homogenea.

Una vez hecha la base hacer bolas de 200 gr cada una.

Dejar reposar bajo un trapo húmedo durante hora y media para que fermente.

Para extender las bolas comienza presionando en el centro formando un pequeño gorro mexicano y a continuación con un movimiento giratorio ve extendiendo la masa hacia afuera. También con el rodillo puedes extender la masa hasta formar la base para la pizza.

A continuación con un cucharón añade el tomate y extiendelo de forma circular, del centro hacia fuera dejando el borde sin untar. Un poco de mozzarella rallada y encima añade todo lo que tu imaginación pueda combinar. Puedes terminar con un poco de parmesano rallado para aportar un poco de umami o sabor extra.

Precalienta el horno a 220º e introduce la pizza, dejala 4 o 5 minutos, entonces girala para que se hornee bien homogeneamente. Cuando sea morenita y crujiente ya la puedes sacar y disfrutar.

Referente a lo que te sobre de masa, extiendela en un bandeja de horno y dejala levitar igual que a las bolas. añadele por encima romero, algunas aceitunas negras, tomate seco, sal y un buen chorro de aceite de oliva. Horneala y ya tienes una buenisima Focaccia.